Costo de tener un auto:¿Auto, colectivo, o taxi? El gran dilema


¿Qué es mejor? ¿tener un auto o viajar en colectivo o subte? Mucho se habla de que el auto es un bien de lujo y que el costo de tener un auto en Buenos Aires es muy alto, cuando existe tanta oferta de transporte público, pero, ¿es realmente cierto esto?

El costo de tener un auto puede ser muy elevado, pero primero, vamos por las ventajas de tener un auto:

  • Llegar más rápido a dónde se desea: al no tener que estar parando en cada parada como lo hace el transporte público, el viaje se hace más fluido y se llega más rápido. También, se evita el tiempo de espera al transporte.
  • Viajar más cómodo: una de las grandes diferencias entre auto o colectivo/subte; el viaje en auto es mucho más tranquilo, uno va en la comodidad de su auto con el aire como desee, la privacidad que quiera, y la música o radio que prefiera escuchar.

Pero también un viaje en auto posee grandes desventajas, más allá de lo monetario:

  • La principal, y más difícil de solucionar, es el problema del estacionamiento. Si nos movemos por zonas muy transitadas en la ciudad, encontrar lugar para estacionar en la calle es casi imposible, y los estacionamientos tienen precios tan elevados que preferimos hasta tomar un taxi ida y vuelta antes que pagarlos.
  • El hecho de estar manejando: mucha gente disfruta del manejo, pero hay gente que no. Algunos prefieren estar simplemente sentados sin la preocupación de prestarle atención al tránsito, mientras el chofer del transporte público los lleva. (Nota de autor: soy de los que piensa que el manejo del auto es relajante y no estresante aún cuando tenga que estar parado una hora en General Paz entre bocinazos).

Si ambos costaran lo mismo, mucha gente optaría por manejarse en auto casi siempre. Pero el gran tema del tener un auto, especialmente en Argentina, es el gran costo que éste implica.

Dado lo caro que es comprar un auto y mantenerlo en Argentina con todos los impuestos que existen (como el pago de patente), la opción de transporte público gana mucha fuerza.

Un auto, de base, paga: patente bimestral, seguro mensual, combustible, peajes y estacionamiento. Esto es sin contar el costo de comprar el auto, la depreciación, las posibles reparaciones, el mantenimiento del auto, lavado del auto, trámites que incluya el auto, como renovar el registro, la cédula, grabado de autopartes, hacer la VTV, entre muchas otras.

Vamos a las cuentas:

Imaginemos tener un típico auto elegido para moverse de un punto a otro: un Toyota Corolla modelo 2015.

A precio Abril de 2019 (porque claramente para Mayo el precio ya es distinto), éste auto cuesta aproximadamente $400.000.

De patente pagaría $1.250 mensual. De seguro, alrededor de $1.500. Costo de combustible son $5.000 por mes (estimando 15.000km al año, a un consumo de 10km/l, y un valor del litro de $40). Todo ésto ya suma $7.750 al mes.

Si hay que pagar cochera, sumamos otros $3.000 por mes aproximadamente. Y los peajes están en precio promedio $50, dependiendo cuál peaje, si se viaja desde o hacia la ciudad.

Por otro lado, están los costos de usar la Red SUBE, de viajar en tren/colectivo/subte.

Cada viaje en colectivo/subte sale cerca de $20. Si gastamos, aproximadamente, $40 por día, nos da $1.200. Si gastaramos $60, al necesitar hacer más viajes/trasbordos son $1.800.

Por último, hay que pensar en cuánto saldría viajar en auto pero no desde nuestro propio auto, sino en Taxi, UBER o Cabify. Asumiendo que el viaje ida y vuelta sale $400, y hacemos 20 viajes al mes para trabajar: llegamos a un costo de $8.000 al mes para viajar siempre así.

Como rápidamente se puede notar, la diferencia entre viajar en auto, transporte público, o algún medio privado de Taxi, es amplia.

Pero no es todo números. Hay cosas que son difíciles de contabilizar: cuánto extra disfrutamos la comodidad y la libertad que puede darnos un auto a la hora de movernos. También existe el fin de semana, las vacaciones en auto y todos los nuevos planes que uno puede hacer.

Al final de cuentas, queda en cada uno y sus preferencias.

¿Cuánto extra estás dispuesto a pagar para moverte en auto? Algunos argumentan que prefieren transporte público en la semana, pero para el fin de semana quieren la ventaja del auto, y pueden tener razón.

Otros argumentan que la comodidad vale la pena. Ninguno está equivocado, es cuestión de hacer las cuentas y pensar qué prefiere cada persona.

¿Te gusto este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkedin
Share on whatsapp
Compartir en WhatsApp

DEJANOS UN COMENTARIO