Viajar en auto. ¿Es lo mejor?


Muchos prefieren el auto como medio de transporte para vacacionar. ¿Es realmente más barato viajar en auto que en avión o micro?

Algunos viajan en auto porque el costo de viajar en auto es menor -o eso piensan sin hacer todas las cuentas. Otros porque consideramos que el viaje empieza en el momento de salida de casa y no en la llegada al destino y disfrutamos la ruta y sus paisajes, siendo éstos partes del viaje.

Desde MOTORTALE, somos partidarios de, claramente, viajar en auto.

Realizamos un breve viaje a Mendoza, de jueves a domingo, simplemente por la experiencia de recorrer de Este a Oeste nuestro país. Queríamos conocer una hermosa provincia (además de aprovechar para probar un Ford Focus usado y presenciar el Rally de Malargüe).

Siendo todos economistas, los cálculos de gastos y elecciones óptimas son algo que nos comen la cabeza. Por esto que nos pusimos a pensar todos los costos -explícitos e implícitos- que realmente conlleva hacer un viaje en auto de esa magnitud. ¿Cuánto sale realmente irse de vacaciones en auto? ¿Qué cosas hay que tener en cuenta al viajar en auto?

Existen gastos obvios: consumo de nafta, peajes, lavado del auto que, para nosotros que disfrutamos mucho el viaje y planeamos recorrer 4.000km en 5 días nos parece crucial un lavado previo. Luego, además, hay que tener en cuenta el lavado posterior al viaje. Luego de ese recorrido es imposible que el auto vuelva sin al menos cientos de pobres insectos incrustados contra el parabrisas. El agradecimiento mínimo al que aportó el auto para el viaje es un lavado posterior.

Pero, además de estos gastos, están los gastos de viajar en auto hay muchas cosas que no se tienen en cuenta. Depreciación del auto por los kilómetros extra recorridos y gastos de reparación por la probabilidad extra de chocar al estar de vacaciones. Los chequeos previos al viaje y posteriores al viaje para certificar las condiciones del auto para no pasar un mal momento, las posibles multas que se pueden juntar al no conocer partes tramposas de la ruta -mención especial a la provincia de Córdoba, desde donde nos afirman que es imposible viajar sin obtener al menos una multa-, y por último eventualidades, como un pinchazo de una rueda por estar viajando en un camino no tan cuidado -y ahora mención especial al estado de las rutas argentinas-.

Luego de largas horas realizando cuentas y anotando en nuestro cuaderno, pudimos llegar a una sóla conclusión: depende absolutamente de cuánto uno valore la parte de manejar o pasar tiempo en el auto. Si uno no lo valora -o más bien, lo detesta-, casi cualquier destino a más distancia de 300km va a ser mejor hacerlo en otro medio de transporte.

Pero para el que lo valora, no hay nada igual como el viaje, el mate y los bizcochos, y las grandes charlas que surgen.

¿Te gusto este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkedin
Share on whatsapp
Compartir en WhatsApp

DEJANOS UN COMENTARIO