Una foto vale más que mil palabras


Argentina ha dado grandes artistas plásticos en su historia, muchos reconocidos a nivel mundial. Sin embargo, hay una rama de artistas que, injustamente, no tiene ningún galardón: los chapistas.

Desde el lanzamiento de MOTORTALE hemos sido dichosos espectadores de las obras más grandes de restauración. Vimos autos tan dañados que parecía imposible lograr que parezca sin daños, o inclusive, parecía difícil que no se note que hubo un arreglo. Pero, después de pasar por un gran chapista, ahí andan; relucientes, impecables, con su conductor manejando orgulloso su auto brillante recién lavado.

Estos autos que hemos descubierto son fruto de la gran Red Motortale que todos hemos construido juntos. La realidad es que, sin esta herramienta colaborativa, mucha información no estaría disponible para que gente que necesita comprar un auto sepa su verdadera historia.

La utilidad de esta herramienta para los usuarios de MOTORTALE es muy grande. Son eventos que, si bien estéticamente se pueden corregir, pueden implicar posibles daños internos que hasta al mecánico más experimentado y bicho se le pueden escapar. Ahí es donde reside lo valioso de la Red Motortale.

Más allá del gran trabajo externo que un chapista le pueda hacer a un auto que haya sufrido un siniestro medio o fuerte, el impacto puede generar pequeños daños internos que solo se van a ver al tiempo, cuando una gran pieza se rompa y no en un análisis mecánico de diagnóstico del auto al momento de la transferencia.

Por eso una foto dice mas que mil palabras, sean del vendedor o del mejor mecánico que se encuentre. Puede parecer perfecto, puede estar impecable y que todas las piezas estén donde tienen que estar y su estado es lógico para el kilometraje reportado. Pero una foto que se reportó a MOTORTALE ayuda a que le digas a tu mecánico que le preste atención a un lugar específico, te ayuda a estar alerta y saber bien qué auto estás comprando.

No estamos en contra de los chapistas, todo lo contrario, todos queremos tener nuestro auto impecable. Pero un gran arreglo externo no borra lo que ese auto transcurrió durante su vida y no quita que se le oculte el choque al comprador de un auto usado.

¿Te gusto este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkedin
Share on whatsapp
Compartir en WhatsApp

DEJANOS UN COMENTARIO